¿Qué es más barato terma eléctrico o gas?9 min de lectura aproximadamente

Ultima revisión el 5 de mayo de 2023 por Maxidiano Cespedes

En la actualidad, muchas personas se encuentran en busca de alternativas para reducir los gastos en sus hogares. Una de las mayores preocupaciones es la factura de la energía, ya que representa una parte importante del presupuesto mensual. Entre los distintos sistemas de calefacción disponibles, el debate sobre qué es más económico, si un termo eléctrico o un sistema de gas, es una cuestión que se ha planteado en numerosas ocasiones. En este artículo, analizaremos en profundidad ambas opciones para determinar cuál es la más rentable a largo plazo.

Termo eléctrico vs gas natural: ¿Cuál es la opción más económica?

En el momento de elegir entre termo eléctrico y gas natural para calentar el agua de nuestro hogar, es importante tener en cuenta varios factores que pueden influir en la elección, como el coste, la eficiencia energética y la instalación.

El coste del termo eléctrico

El coste del termo eléctrico es mucho más bajo que el del gas natural. Además, su instalación es mucho más sencilla y no requiere de grandes obras en nuestro hogar.

El consumo eléctrico del termo eléctrico es constante y su coste depende del precio de la electricidad en cada momento. Este coste puede variar en función de la tarifa eléctrica que tengamos contratada, pero en general, el coste del termo eléctrico es más elevado que el del gas natural.

El coste del gas natural

El coste del gas natural es mucho más elevado que el del termo eléctrico. Además, su instalación requiere de una obra mayor, ya que es necesario realizar una conexión de gas desde la red hasta nuestro hogar.

El consumo de gas natural es variable y su coste depende del precio del gas en cada momento. En general, el coste del gas natural es más económico que el del termo eléctrico.

La eficiencia energética

En cuanto a la eficiencia energética, el gas natural es mucho más eficiente que el termo eléctrico. El gas natural tiene un rendimiento energético del 85-90%, mientras que el termo eléctrico tiene un rendimiento del 100%, pero pierde energía en el proceso de conversión de la electricidad en calor.

La instalación

En cuanto a la instalación, el termo eléctrico es mucho más sencillo de instalar que el gas natural. No requiere de grandes obras y se puede instalar en cualquier lugar donde haya una toma de corriente.

Por otro lado, la instalación del gas natural requiere de una obra mayor y debe ser realizada por un profesional autorizado.

VER VIDEO

Termo de gas vs eléctrico: ¿cuál es más económico? Descubre la respuesta aquí

Si estás pensando en adquirir un termo para tu hogar, es probable que te preguntes cuál es más económico: ¿el termo eléctrico o el de gas? La respuesta no es sencilla, ya que cada uno tiene sus ventajas y desventajas.

Termo eléctrico

El termo eléctrico funciona a través de una resistencia eléctrica que calienta el agua. Es fácil de instalar y no requiere de una toma de gas, lo que lo hace ideal para aquellos hogares que no tienen acceso a la red de gas natural. Además, no produce emisiones contaminantes y es más seguro, ya que no hay riesgo de fugas de gas.

Sin embargo, el termo eléctrico tiene un consumo energético elevado, lo que se traduce en una factura de luz más alta. Además, su capacidad de almacenamiento suele ser menor que la del termo de gas, por lo que puede no ser suficiente para hogares con gran demanda de agua caliente.

Termo de gas

El termo de gas, por otro lado, utiliza gas natural o propano para calentar el agua. Es una opción más económica en términos de consumo energético, ya que el precio del gas es más bajo que el de la electricidad. Además, su capacidad de almacenamiento suele ser mayor, lo que lo hace ideal para hogares con alta demanda de agua caliente.

Sin embargo, el termo de gas requiere de una toma de gas y una instalación más compleja, lo que puede aumentar su coste inicial. Además, produce emisiones contaminantes y es menos seguro que el termo eléctrico, ya que existe el riesgo de fugas de gas.

Conclusión

Entonces, ¿cuál es más económico? La respuesta dependerá de las necesidades de cada hogar. Si no se tiene acceso a la red de gas natural, el termo eléctrico será la opción más conveniente. Si se necesita una gran capacidad de almacenamiento y se tiene acceso a la red de gas, el termo de gas será más económico en términos de consumo energético. En cualquier caso, es importante tener en cuenta tanto el coste inicial como el consumo energético a largo plazo antes de tomar una decisión.

Descubre cuál es la opción más económica: ¿Gas o electricidad para calentar agua?

Calentar agua es una necesidad básica en cualquier hogar, ya sea para ducharse, lavar platos o ropa. Y una de las preguntas más comunes es: ¿Qué es más barato, terma eléctrico o gas?

Para responder esta pregunta, es importante tener en cuenta varios factores, como el consumo de energía, el costo de la energía y la eficiencia del sistema de calefacción de agua.

Consumo de energía

El consumo de energía de un termo eléctrico es mayor que el de un sistema de calefacción de agua a gas. Esto se debe a que el proceso de calentamiento del agua requiere más energía eléctrica que gas. Por lo tanto, si se utiliza un termo eléctrico para calentar agua, el consumo de energía será mayor.

Costo de la energía

El costo de la energía es un factor importante a considerar al elegir entre un termo eléctrico y un sistema de calefacción de agua a gas. En general, el gas es más barato que la electricidad. Por lo tanto, si se utiliza un sistema de calefacción de agua a gas, el costo de la energía será más económico que el de un termo eléctrico.

Eficiencia del sistema de calefacción de agua

La eficiencia del sistema de calefacción de agua también es un factor importante a considerar. Un sistema de calefacción de agua a gas es más eficiente que un termo eléctrico, ya que calienta el agua más rápidamente y utiliza menos energía. Por lo tanto, si se utiliza un sistema de calefacción de agua a gas, se necesitará menos tiempo para calentar el agua y se utilizará menos energía.

Conclusión

Aunque el costo inicial de instalación de un sistema de calefacción de agua a gas puede ser más alto que el de un termo eléctrico, a largo plazo, el ahorro en el costo de la energía lo compensará. Además, un sistema de calefacción de agua a gas es más eficiente y requiere menos mantenimiento que un termo eléctrico.

Descubre la opción más económica para calentar agua en casa

Calentar agua en casa es una necesidad básica para la mayoría de las familias. Sin embargo, encontrar la opción más económica para hacerlo puede ser un desafío. Las dos opciones más comunes son el termo eléctrico y el gas, pero ¿cuál es más barato?

Termo eléctrico

Un termo eléctrico es un dispositivo que calienta el agua mediante una resistencia eléctrica. El agua se almacena en un tanque y se mantiene caliente hasta que se utiliza. Los termos eléctricos son fáciles de instalar y no requieren una conexión a la red de gas. Sin embargo, el consumo eléctrico puede ser alto, especialmente si se utiliza frecuentemente.

Gas

El gas es una opción popular para calentar agua en muchos hogares. Los calentadores de gas utilizan una llama para calentar el agua a medida que fluye a través del aparato. El gas natural es una fuente de energía más barata que la electricidad, por lo que el costo de operación puede ser menor con un calentador de gas que con un termo eléctrico.

¿Cuál es más barato?

La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, incluyendo el precio de la electricidad y del gas en su área y la frecuencia de uso del calentador. En general, si el precio del gas es significativamente más bajo que el de la electricidad, un calentador de gas puede ser la opción más económica. Sin embargo, si el precio del gas es similar o más alto que el de la electricidad, un termo eléctrico puede ser más económico a largo plazo debido a su menor costo de instalación y mantenimiento.

En conclusión, si bien el gas natural puede parecer más económico a primera vista, es importante tener en cuenta todos los factores que influyen en el precio final de cada opción. El consumo de energía, el tipo de tarifa y la eficiencia del equipo son solo algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta al elegir entre un termo eléctrico o uno de gas. En última instancia, la elección dependerá de las necesidades y preferencias de cada hogar, así como del presupuesto disponible. Lo importante es estudiar bien las opciones y elegir la que mejor se adapte a nuestras necesidades y bolsillo.

En conclusión, el costo de un termo eléctrico es generalmente más alto que el de uno a gas, tanto en términos de la compra y la instalación, como en el consumo de energía a largo plazo. Sin embargo, la elección entre uno u otro dependerá principalmente de las necesidades específicas de cada hogar y del tipo de energía disponible en la zona. Por lo tanto, es importante realizar un análisis detallado y comparativo antes de tomar una decisión final.

Autor

  • Maxidiano Cespedes
    CEO & Redactor de Termasol

    Con más de 10 años de experiencia, Maxidiano, ha liderado proyectos de instalación y optimización de termas solares en diversas regiones del país. Graduado de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Maxidiano se ha destacado por su compromiso con la innovación y la sostenibilidad de las energias renovables.

    Ver todas las entradas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.